La congestión de nariz

La congestión nasal es una obstrucción de las fosas nasales que se produce cuando se inflaman las membranas que recubren la nariz, como consecuencia de la inflamación de los vasos sanguíneos.

Además del efecto “nariz tapada”, puede conllevar también dolor de cabeza, dificultad para conciliar el sueño, pérdida del gusto y la audición y dificultad para hablar.

La congestión nasal se da cuando se presentan resfriados, rinitis alérgicas, sinusitis o desviación del tabique nasal.
En esta página encontrarás algunos consejos para prevenir y aliviar la congestión nasal producida por resfriados y alergias.

Congestión en el resfriado

Inhala vapor de agua, bebe mucha agua, aplícate gotas de manzanilla en la nariz, éstos y muchos más remedios en el siguiente apartado.
Ver más

La congestión y la rinitis alérgica

Cierra las ventanillas del coche, limpia la casa, realiza ejercicio físico. Consulta aquí consejos muy útiles para protegerte de las alergias.
Ver más